Saltar la navegación

2.1.- Operación de liquidación de cuentas. Método hamburgués.

Imagen que muestra diferentes libros de cuentas de la empresa.

A continuación vas a aprender a operar con cuentas corrientes y a entender su funcionamiento.

En primer lugar es necesario que conozcas los elementos y la terminología que intervienen en las cuentas corrientes, que son necesarios para su cálculo y análisis. Todos estos elementos y definiciones quedan recogidos de forma esquemática en el siguiente cuadro:

Elementos que intervienen en una cuenta corriente
ElementosDetalle
Fecha de apertura. Día de formalización del contrato.
Vencimiento de un capital o fecha valor. Día en el que el capital comienza a generar intereses.
Los pagos y cargos se valoran el mismo día. Se valoran el mismo día que se cumplimenta la operación.
Recuento de los días. Se deben contar las fechas utilizando los días, meses y años naturales.
Fecha de liquidación. Día en el que se liquida la cuenta y se toma para el cálculo de los intereses de la cuenta y el saldo correspondiente.
Saldo. Diferencia entre la suma de las partidas deudoras y la suma de las partidas acreedoras.
Tipo de interés. Se aplica a los capitales anotados en cuenta. Puede existir un mismo tipo de interés para saldos deudores y acreedores (cuentas corrientes de interés recíproco) o distinto tipo de interés (cuentas corrientes de interés no recíproco).
Capital. Importe monetario de la operación.
Descubierto en cuenta corriente o números rojos. Cuando la cuenta tiene un saldo deudor a favor de la entidad financiera porque se ha dispuesto una cantidad superior al saldo acreedor. Se aplicará una comisión.

El primer paso para valorar una cuenta bancaria es adjudicarle una fecha para poder realizar el cálculo de los intereses. En este sentido tienes que diferenciar entre la fecha donde tiene lugar la operación (fecha de la operación) y la fecha que se considerará para el cómputo de los intereses (fecha valor).

Para saber más

La Circular 8/1990, de 7 de septiembre, del Banco de España establece las condiciones mínimas de valoración que deben aplicar las entidades financieras, distinguiendo entre operaciones de abono y de adeudo. La información puedes verla en los anexos de la Circular.

Los pasos a seguir se resumen en el siguiente cuadro:

Fases para la liquidación de una cuenta corriente
Fases Cálculo
Ordenar las operaciones según su fecha valor.
Calcular las operaciones de saldos como diferencia entre el Debe y el Haber. Ten en cuenta que cada vez que se realice un movimiento cambiará el saldo de la cuenta.
Calcular los días de vencimiento a vencimiento, y del último vencimiento a la fecha de cierre.
Calcular los números comerciales multiplicando los saldos por los días y se colocan en el Debe, si el saldo es deudor, o en el Haber si es saldo es acreedor.

A continuación procederemos a la liquidación de la cuenta:

  1. Calculando los intereses.
  2. Calculando el Impuesto de Rentas de Capital (IRC) sobre los intereses acreedores.
  3. Calculando el saldo final.

Debes conocer

  • A continuación realizaremos un ejercicio sobre la liquidación de una cuenta corriente que tiene firmada Andalucía Vende con su entidad financiera. En este documento se presenta de forma fácil y comentada cada una de las fases que tienes que realizar a la hora de realizar la liquidación de una cuenta corriente.
  • En el siguiente enlace puedes descargar otro ejemplo de liquidación de una cuenta corriente. Al igual que en el caso anterior, se trata de un ejercicio en el que se presenta de forma clara y detallada todas las operaciones a seguir en el caso de la liquidación de una cuenta corriente. La particularidad de este ejercicio es que en dicha liquidación aparecen descubiertos en la cuenta.