Saltar la navegación

6.- Análisis de las operaciones de empréstitos.

Caso práctico

Fotografía de Ainhoa, la coprotagonista femenina de nuestro caso práctico, en la que se aprecia que es una chica joven, vestida con chaquetilla azul y que luce una larga melena morena.
Imagen de Karmele, la Directora General de la empresa del caso práctico, en la que vemos a una mujer de unos cincuenta años, sentada en una mesa de oficina llena de documentos , con una pantalla plana de ordenador y una impresora en el alero, y que hojea los documentos de un archivador.

Ainhoa se encuentra ante la última parte de esta fase de su formación. Es hora de conocer la importancia de los empréstitos como fuente de financiación para las empresas.

Karmele quiere reunirse con Ainhoa para tratar personalmente este tema, ya que para ella se trata de un tema delicado y quiere supervisar personalmente su formación. Le realizará una introducción a este tema, pero no profundizará mucho, sobre todo por su complejidad. Para Karmele es importante porque gracias a los empréstitos las empresas pueden obtener grandes cantidades de recursos económicos, pero a la vez tienen un tratamiento algo complicado.

Ainhoa acepta el reto aunque está un poco nerviosa al tener a Karmele como tutora de esta parte de formación, pero el trato de Karmele es muy cercano y hace que Ainhoa se sienta muy bien. Realmente Ainhoa está sintiéndose cada vez más integrada y su ilusión sería poder quedarse en la empresa, aunque sabe que es complicado, sobretodo por la situación de crisis que actualmente estamos sufriendo, pero su entusiasmo no decae y está dispuesta a dar lo máximo.

Como has visto en unidades anteriores, las empresas (y también los organismos públicos) necesitan de recursos financieros para poder desarrollar sus proyectos de inversión, y son varias las opciones que tienen para acceder a esa financiación. El empréstito es una de esas modalidades de financiación que permite obtener recursos sin necesidad de acudir a una entidad financiera.

El empréstito consiste en dividir la cantidad que se necesita (préstamo) en un gran número de pequeñas partes iguales (participaciones), que coloca entre multitud de inversores. Estas partes del empréstito vienen representadas por títulos valores. Todos los títulos valores correspondientes a una misma emisión presentan las mismas características: importe, tipo, vencimiento, etc.

La entidad que emite los títulos se denomina emisor, que como he comentado anteriormente, puede ser tanto una empresa privada como un ente público. El inversor que suscribe los títulos valores se denomina "obligacionista".

Los títulos-valores ofrecen al inversor los siguientes derechos:

  • Recibir periódicamente intereses por los fondos prestados.
  • Recuperar los fondos prestados al vencimiento del empréstito.

Los empréstitos pueden ser clasificados de diferentes formas:

Clasificación de los empréstitos
CriteriosClases de empréstitos
Según la entidad emisora. Se diferencian entre deuda pública (emitida por entidades públicas) y deuda privada (emitida por entidades privadas).
Según el vencimiento. Se distinguen entre deuda amortizable (cuando tienen un vencimiento), deuda perpetua (no tienen vencimiento, aunque el emisor se guarda el derecho a poder amortizarla cuando lo considere oportuno). Hay que tener mucho cuidado con la deuda perpetua, ya que te puede traer bastantes problemas, sobretodo si no entendemos bien lo que nos están ofreciendo.
Según la modalidad de amortización. Se distinguen entre empréstitos con vencimiento periódicos parciales, donde en cada periodo se amortiza un número determinado de títulos o una parte de todos los títulos, y los empréstitos de una amortización al vencimiento, donde solo se producirá la amortización de los títulos al finalizar la operación.
Según el valor de emisión. Se distinguen entre títulos emitidos a la par (se emiten por su valor nominal), emitidos bajo la par (se emiten a un precio inferior a su valor nominal) y emitidos sobre la par (se emiten a un precio superior a su valor nominal).
Según el pago de intereses. Se distinguen empréstitos con pagos de intereses periódicos o empréstitos de cupón cero donde solo existe un único pago de intereses en la fecha de vencimiento del empréstito.