Saltar la navegación

4.- Calidad total.

Caso práctico

Fotografía de un hombre en un despacho con unos documentos.

Aitor plantea a Ainhoa la siguiente cuestión:

-¿Qué podemos hacer para que nuestra empresa se distinga de las demás empresas que ofrecen los mismos productos que nosotros?-Dice Aitor-

-Ofrecer productos de calidad es una buena herramienta.-Dice Ainhoa-

-Si, efectivamente, ofrecer productos de calidad nos abre mercados, pero no es suficiente. La calidad de los productos hay que cumplimentarla con otros aspectos.-Dice Aitor-

-¿A qué te refieres?-Dice Ainhoa-

-Me refiero a que tenemos que ofrecer calidad en todos los aspectos: atención al cliente, relación con los proveedores, cuidar el medio ambiente, etc....-Dice Aitor-

-Ah, ya entiendo, hay que considerar todos los elementos de la empresa conjuntamente y todos deben tener calidad.-Dice Ainhoa-

-Eso es, no basta con que el producto sea de una calidad excelente, tenemos que buscar la excelencia en todos los elementos que componen la empresa.-Dice Aitor-

Ilustración de una diana, en el centro un cien rodeado de fechas que apuntan al cien.

Quizás alguna vez te hayas planteado ¿qué es la calidad total de la empresa? ¿Hace referencia solo a los productos?

Debido al rápido proceso de cambio y a la competitividad global, las empresas actuales se sitúan en un entorno diferente a los de décadas precedentes. Esta actualidad está caracterizada, principalmente, por la globalización económica y porque los clientes cada vez exigen mayor calidad en los productos y servicios, precios razonables y excelencia en la atención. Frente a este panorama las empresas deben desarrollar nuevas estrategias para adaptarse a la competencia y conseguir mantenerse en los mercados. Una de estas estrategias es la calidad total que se proyecta como un nuevo sistema de gestión empresarial y factor de primer orden para la competitividad.

El concepto de la calidad total hace alusión a la mejora continua, con el objetivo de lograr la calidad óptima en la totalidad de las áreas de la empresa. Es un concepto que explica como ofrecer el mayor grado de satisfacción a un cliente por medio de un bien o servicio.

Es importante comprender que la calidad total no solo se refiere al producto o servicio en sí, sino que comprende todos y cada uno, de los aspectos de la organización e involucra y compromete a todas y cada una de las personas de la organización.

La calidad total tiene dos objetivos principales:

  1. Directo: satisfacer al cliente.
  2. Indirecto: obtener lucros permanentes. Mayor penetración de mercado. Aumento de utilidades por disminución de costes.

Y junto a estos, tiene otros objetivos secundarios:

  • Mejorar el ordenamiento de los procesos.
  • Mejorar la productividad y eficiencia.
  • Incrementar la facturación a las obras sociales.
  • Disminuir los costes.
  • Mejorar la calidad de la vida laboral.

Reflexiona

¿Por qué es importante la calidad total para una empresa?