Saltar la navegación

10.1.5.- Recocido.

El recocido consiste en calentar el material pieza hasta una temperatura dada, y una vez que toda la masa ha adquirido la temperatura deseada,  se deja enfriar muy lentamente, en general en el interior del horno apagado.

Su finalidad principal es ablandar (disminuir la dureza) el material para facilitar su mecanizado posterior. 

Gráfico que muestra un proceso de recocido normal.

La gráfica muestra un proceso de recocido normal, la temperatura de calentamiento depende de la composición del material y la velocidad de enfriamiento ha de ser lo suficientemente lenta como para que la austenita se transforme en la zona superior.

Aunque el objetivo principal es el de ablandar el material, a veces también se busca afinar el grano o eliminar las tensiones y la acritud producida por la conformación del material en frío, obteniendo así estructuras de equilibrio, y acondicionando el material para siguientes procesos de conformación, bien sea para arranque de viruta o para trabajo en frío. Así combinando los recocidos con los trabajos de conformado se pueden conseguir deformaciones que de otra manera serían imposibles.

No obstante, y dependiendo de la finalidad que se persiga, se diferencian varios tipos de recocidos, los cuales se te explican en el apartado siguiente.