Saltar la navegación

3.10.- Ensayos radiográficos.

Los ensayos radiográficos consisten en bombardear un material con un haz de rayos X o rayos gama; la radiación atraviesa la pieza, aunque parte es absorbida por el material, y es proyectada sobre una película radiográfica donde queda registrada una imagen con la estructura interna de la muestra.
Ensayo radiográfico
Esquema gráfico del ensayo radiográfico.

Los rayos X y rayos gamma son ondas o radiaciones electromagnéticas, al igual que la luz ordinaria, pero de longitudes de onda inferiores.

Las radiaciones electromagnéticas se clasifican, según su longitud de la onda, de mayor a menor en : ondas de radio, microondas, infrarrojos, luz visible –detectables por el ojo humano– ultravioleta, rayos X y rayos gamma. Cuanto menor sea la longitud de onda, mayor es su energía por lo que mayor también su poder de penetración.

Su fundamento consiste en el movimiento de electrones, ya que al excitarse mediante una fuente de energía, éstos cambian de órbita, pasando a un nivel superior. Cuando transcurrido un breve periodo de tiempo, vuelven a su posición inicial, liberan energía en forma de luz, que será visible cuando la transición de electrones se produce en capas externas, o serán rayos X o gamma cuando se trata de electrones de capas internas.

Radiografía obtenida tras un ensayo realizado a bielas.

Los rayos X y gamma se diferencian en que son obtenidos mediante procedimientos diferentes : los rayos X se producen al hacer chocar un material contra un haz de electrones, mientras que los rayos gamma son emitidos por el núcleo de átomos radioactivos. Éstos últimos tienen menor longitud de onda, por lo que son más energéticos y tienen mayor poder de penetración, pudiendo llegar a los 250 mm de espesor, frente a los 100 mm que pueden atravesar los rayos X. Las radiografías de rayos X son más rápidas de obtener, pero el coste de adquisición de los equipos, que pueden ser fijos o portátiles, es mayor que el coste inicial requerido para los rayos gamma.

Mediante los ensayos radiográficos se pueden detectar cambios de espesor, grietas, faltas de fusión, cambios de densidad de los materiales,.., tanto en materiales metálicos como en no metálicos. Las radiaciones penetran el material y sufren un debilitamiento de su energía, debido a la absorción del material por parte del material, que será tanto mayor cuanto mayor sea el espesor o densidad del material. Es decir, si en el interior de un cuerpo existe un poro, una grieta, o una inclusión de otro material de menor densidad, los rayos que pasen por esa zona sufren una menor absorción. Y estas diferencias se plasman en una película fotográfica en forma de zonas más o menos oscuras, tal y como se muestra en la fotografía de la derecha, obtenida de la publicación digital AutoSpeed.

Autoevaluación

Pregunta

La radiación que atraviesa la pieza se impresiona en una placa fotosensible, de la que se obtendrá a continuación la imagen correspondiente. En la que, tal y como se ha comentado, las diferencias de densidad, espesor y demás de la pieza se plasmarán en diferentes tonalidades. ¿A qué corresponderán las zonas más claras y a qué las más oscuras?

Sugerencia

Observa las dos imágenes de esta página antes de responder.

Respuestas

Las zonas más oscuras representarán los defectos, y las más claras indicaran las zonas "sanas".

Las zonas más claras representarán los defectos, y las más oscuras indicaran las zonas "sanas".

Retroalimentación