Saltar la navegación

3.6.- Ensayos tecnológicos.

Los ensayos tecnológicos sirven para comprobar la aptitud de un material antes de ser sometido a un determinado proceso de fabricación, y pueden agruparse en tres grandes grupos, en función del tipo de proceso:

  • Ensayos de conformación por deformación : ensayos de doblado, embutición, forja...
  • Ensayos de conformación por arranque de viruta.
  • Ensayos de conformado por soldadura.
A continuación, se analizan algunos de ellos.
El ensayo de doblado consiste en deformar una probeta bajo un esfuerzo de flexión hasta lograr un ángulo y una configuración determinada.
Ensayo de doblado
Esquema de ensayo de doblado.

El ensayo tiene por objeto determinar la aptitud del material a ser deformado mediante plegado y es aplicable a tubos, alambres y láminas.

Se apoya la probeta sobre dos rodillos fijos, y se ejerce la presión a través de un tercer rodillo hasta que la probeta se doble. La información que se obtiene de esta ensayo se basa en la detección o no de grietas, considerándose satisfactorio si no aparecen grietas.

El ensayo de embutición consiste en embutir una probeta con un punzón en forma de casquete esférico bajo la aplicación de una carga progresiva.
Ensayo de embutición
Esquema de ensayo de embutición.

El ensayo tiene por objeto determinar la aptitud de la chapa a ser conformada por embutición.

Se sujeta una probeta entre la matriz y la prensa, y se realiza la embutición mediante un punzón de punta esférica. El parámetro a medir es la profundidad que avanza el punzón desde que toca la chapa hasta que ésta se rompe

Los ensayos de forja más empleados son los de platinado, recalcado y mandrinado. En cada uno, se somete la probeta al proceso en cuestión hasta observar las primeras grietas, y se mide una serie de parámetros.
Los ensayos de soldabilidad permiten conocer la aptitud de los metales para ser unidos por soldadura, y consisten básicamente en inspecciones para detección de defectos (se explican en la siguiente actividad).