Saltar la navegación

5.2.2.- Pesados (II).

Plomo (Pb) y sus aleaciones

Imagen de batería de plomo-ácido para automóvil.

El plomo es un metal de color grisáceo-blanco, muy brillante cuando está recién cortado. Muy blando, maleable y dúctil, con baja resistencia a la tracción y escasa conductividad, tanto térmica como eléctrica. Se oxida con facilidad, formando una capa de carbonato básico que lo autoprotege. Con el agua reacciona formando compuestos solubles venenosos.

El plomo se emplea en la fabricación de placas de baterías y acumuladores, y también industrialmente en las redes de tuberías de desagües. Asimismo, debido a su elevada densidad y propiedades nucleares, se usa como blindaje protector o elemento impermeable de materiales radiactivos y de rayos X. El óxido de plomo se emplea para la obtención de pinturas anticorrosivas, como el minio.

Sus propiedades son:

  • Densidad: 11,34 kg/dm3.
  • Punto de fusión: 327 ºC.
  • Resistencia a la tracción : 2 Kg/mm2
  • Alargamiento: 50%.
  • Módulo de elasticidad: 17GPa.

Entre las aleaciones de plomo destacan las soldaduras blancas, a base de plomo y estaño empleado como material de aportación.

Reflexiona

No es aconsejable emplear plomo en las tuberías de abastecimiento de agua potable.

Níquel (Ni) y sus aleaciones

Foto de batería de níquel.

El níquel tiene un color plateado brillante y se puede pulir muy fácilmente. Es muy tenaz, magnético hasta los 352ºC (lo atrae un imán como si fuese un producto ferroso) y tiene una extraordinaria resistencia a la oxidación y corrosión de productos químicos.

Sus propiedades son:

  • Densidad: 8,85 kg/dm3.
  • Punto de fusión: 1450 ºC.
  • Resistencia a la tracción de entre 50 y 100 Kg/mm2 según esté fundido o laminado.
  • Alargamiento: 50%.
  • Módulo de elasticidad: 200 GPa.

El níquel puro se emplea para la fabricación de instrumentos de cirugía, de física, de industria química, baterías, recubrimientos por de metales por electrólisis, etc. Formando parte de aleaciones se utiliza para la fabricación de aceros inoxidables, de bronces al níquel (alpacas), etc.

Wolframio (W) y sus aleaciones

Imagen de herramientas de carburo de tungsteno.

El wolframio o tungsteno es un metal de color gris acerado, muy duro y muy denso. En su modo natural (se encuentra en forma de óxido y de sales en ciertos minerales, aunque escaso) es frágil y difícil de trabajar pero en estado puro se trabaja con facilidad. Tiene el punto de fusión más alto de todos los metales, el punto de ebulllición más alto de todos los elementos conocidos, y la mayor resistencia a la tracción.

En estado puro, y por su elevado punto de fusión se emplea en filamentos de bombillas incandescentes, en electrodos no consumibles de soldaduras, en resistencias eléctricas, y aleado con el acero, en la fabricación de aceros especiales (aceros rápidos, aceros para trabajos en caliente, aceros inoxidables de gran resistencia mecánica a elevada temperatura, etc.)

Más del 60% de la demanda mundial de wolframio se consume para formar el carburo de wolframio sinterizado, empleado para fabricar herramientas de corte para trabajar el acero.

Sus propiedades son:

  • Densidad: 19 kg/dm3.
  • Punto de fusión: 3370 ºC.