Saltar la navegación

7.1.- Termoplásticos.

El comportamiento de un material polimérico esta justificado en base a su estructura, así, los termoplásticos se componen de largas cadenas lineales flexibles producidas al unir pequeñas moléculas o monómeros, con fuerzas internas relativamente pequeñas entre sí.

Ante un calentamiento, los termoplásticos se ablandan, pudiendo moldearse para obtener una gran variedad de formas, y al enfriarse vuelven a endurecerse manteniendo sus características iniciales.

Este ciclo de ablandamiento y endurecimiento puede repetirse varias veces se quiera sin que el material se degrade, modifique su aspecto o sus propiedades.

La resistencia a la tracción de los termoplásticos oscila entre unos 20 y 140 MPa, la resistencia a la compresión entre 50 y 140 MPa, su peso específico varía entre menos de 1 y 2,1 y soportan temperaturas de entre 60 y 200ºC.

En general, los termoplásticos son blandos y flexibles, y se pueden reciclar con facilidad.

Algunos de los termoplásticos más comunes son:

Imagen de poliestireno expandido.
  • Poliestireno (PS). Existen varios tipos de poliestirenos:
    • el poliestireno cristal (GPPS): transparente y frágil.
    • el poliestireno de alto impacto o de choque (HIPS): opaco y más resistente.
    • el poliestireno expandido (EPS): muy liviano, y bastante rígido.
    • el poliestireno extrusionado (XPS): muy parecido al expandido, pero mas compacto e impermeable.
El poliestireno expandido, conocido con otros nombres dependiendo de su fabricante como "corcho blanco", "nieve seca", "espuma-flex", "espuma plast", etc., es muy buen aislante, térmico y también acústico. Se usa mucho en la construcción, así como en embalajes como protector de productos frágiles.
  • Polipropileno (PP). Es uno de los más utilizados y baratos ya que se puede sintetizar a partir de productos petrolíferos muy baratos. Entre su amplia gama de propiedades destacan la buena resistencia química a la humedad y al calor, la baja densidad, su buena dureza superficial y una flexibilidad notable.
Imagen de bolsa de polietileno con el símbolo de reciclable.
Se emplea en la fabricación de productos del hogar, electrodomésticos, embalajes, sacos y bolsas, y varios tipos de botellas.
  • Polietileno (PE). Tiene una gran tenacidad a temperatura ambiente y a bajas temperaturas, buena flexibilidad, excelente resistencia a la corrosión y buenas propiedades aislantes.
Se emplea en la fabricación de bolsas, recipientes, contenedores, aislantes eléctricos, material químico (tubos y varillas), artículos para el hogar, botellas moldeadas de geles, champús, detergentes, etc.
  • Cloruro de polivinilo (CPV o PVC ). Su extenso uso se debe a su alta resistencia química y su facilidad para ser mezclado con gran cantidad de aditivos que dan lugar a un gran número de compuestos con una gama amplia de propiedades físicas y químicas.
Estos aditivos son plastificantes, estabilizantes de calor, lubricantes, productos de relleno y pigmentos. El PVC sin aditivos se utiliza en la construcción de tuberías, ventanas, molduras, y también para el cableado eléctrico. Con plastificantes que le aportan flexibilidad, se usa en revestimientos como tapicerías y paredes, zapatos, chubasqueros, bolsas de viaje, cortinas de baño, cableados eléctricos, suelos, mangueras de riego, electrodomésticos, etc.
Imagen de polimetacrilato.
  • Polimetacrilato (PMMA). Compite en cuanto a aplicaciones con otros plásticos como el policarbonato (PC) o el poliestireno (PS), aunque destaca frente a ellos en cuanto a resistencia a la intemperie y transparencia. Es duro y rígido, y más resistente al impacto que el vidrio.
Es utilizado en la industria del automóvil, iluminación, cosméticos, construcción y óptica, o señalización. Los cristales de los aviones, embarcaciones, lunetas del automóvil, claraboyas, carteles publicitarios, pantallas y gafas de seguridad se fabrican de este material.
  • Policarbonatos (PC). Todos los policarbonatos tienen en común las propiedades de transparencia, resistencia al impacto, capacidad de soportar temperaturas de hasta 130ºC, alta resistencia, tenacidad y estabilidad dimensional. Además, mediante aleación con otros polímeros, recubrimientos u otros tipos de tratamientos pueden conseguirse policarbonatos con propiedades para casos particulares como que aguanten hasta 220ºC, que impidan el paso de los rayos UV, que soporten la abrasión, resistentes a compuestos químicos,etc.
En muchas aplicaciones, es el material más adecuado para sustituir al vidrio, con la ventaja del ahorro de peso, además de que puede adoptar formas curvas con mucha facilidad, y en caso de rotura, ésta no se produce de modo frágil estallando en mil pedazos.
Se usa en automoción para construir las ventanillas, los techos transparentes, los faros, etc., y también para fabricación de CD y DVD-s, teclados de ordenador, carcasas de aparatos electrónicos, fabricación de biberones que se puedan esterilizar, pantallas de seguridad, engranajes, cascos, componentes de aviones, hélices de barcos, cristales anti-balas, etc. Su principal inconveniente, que impide que su utilización no sea más extensa, es su elevado precio.
Imagen de martillo con cabeza de nylon.
  • Poliamidas (Nylons) (PA). Son termoplásticos procesables por fusión. Los nylons ofrecen una capacidad de soporte de carga óptima a elevadas temperaturas, buena tenacidad, baja fricción y buena resistencia química.
Se usan en la fabricación de cojinetes no lubricados, soportes, piezas eléctricas expuestas a altas temperaturas, y piezas de alto impacto que requieren resistencia y rigidez.

Para saber más

En este enlace encontrarás las propiedades particulares así como las aplicaciones de los diferentes termoplásticos citados en este apartado. Asimismo encontrarás tablas comparativas en relación a diferentes parámetros. Puede servirte de gran ayuda.