Saltar la navegación

4.- Normas de seguridad.

Para cualquier responsable de mantenimiento es básico conocer la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (Ley 31/1995, de 8 de noviembre). Dentro de esta ley se define como herramienta básica y fundamental la evaluación inicial de riesgos. Por lo tanto, todo servicio de mantenimiento debería disponer de una evaluación de riesgos inicial de las instalaciones y/o equipo a reparar o mantener.

Dicha ley se complementa con el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio , por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.

Señal de obligatorio el uso del casco

El Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, en el artículo 3: Obligaciones generales del empresario, respecto al mantenimiento dice que:

"El empresario adoptará las medidas necesarias para que, mediante un mantenimiento adecuado, los equipos de trabajo se conserven durante todo el tiempo de utilización en unas condiciones tales que satisfagan las disposiciones del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero. Dicho mantenimiento se realizará teniendo en cuenta las instrucciones del fabricante o, en su defecto, las características de estos equipos, sus condiciones de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que pueda influir en su deterioro o desajuste.

Las operaciones de mantenimiento, reparación o transformación de los equipos de trabajo cuya realización suponga un riesgo específico para los trabajadores sólo podrán ser encomendadas al personal especialmente capacitado para ello."

Igualmente, en el anexo II: Disposiciones relativas a la utilización de los equipos de trabajo señala que:

"Las operaciones de mantenimiento, ajuste, desbloqueo, revisión o reparación de los equipos de trabajo que puedan suponer un peligro para la seguridad de los trabajadores se realizarán tras haber parado o desconectado el equipo, haber comprobado la inexistencia de energías residuales peligrosas y haber tomado las medidas necesarias para evitar su puesta en marcha o conexión accidental mientras esté efectuándose la operación.

Cuando la parada o desconexión no sea posible, se adoptarán las medidas necesarias para que estas operaciones se realicen de forma segura o fuera de las zonas peligrosas."

Para saber más

En el siguiente enlace puedes leer algunas pautas a seguir cuando se realiza una reparación o mantenimiento en una máquina.